8.3.16

El 8 de marzo #yonorenuncio

Para aquellos que aun no lo hayan escuchado, les recuerdo que hoy es el día internacional de la mujer. Ocho de marzo. Aún puedo recordar como hace ya casi más de 13 años me entere de que este día existía. Por aquel entonces era una mujer más independiente, con muchos sueños que hoy he cumplido, con otras aspiraciones laborales, que trabajaba en una importante y popular empresa de nivel internacional, y de la que afortunadamente me llevé mucho. Recuerdo como de los fondos de la empresa repartieron por las plantas del edificio centros con flores para felicitarnos a todas las que allí estábamos, dando todo lo mejor de nosotras. En aquel momento pensé que eso de la desigualdad estaba más que superado... IGNORANTE. Después me enteré que una de mis compañeras le había hecho el lío al gran jefe para alegrarnos el día. "- Bueno, al menos lo ha consentido" pensé yo.

Hoy, después de unos pocos años más, un puñado de multiexperiencias en diferentes ámbitos, con un marido que me respeta y aguanta, dos cachorritos a los que adoro, una hipoteca que sujetamos mes a mes y gran parte de mis sueños cumplidos (que no todos) sigo dispuesta a mantenerlos vivos sólo con una gran diferencia, ser consciente de la verdadera realidad, con los pies sobre la tierra. Para ello tuve una ocasión, que me ayudo a despertar...

Hace un tiempo,en búsqueda de una estabilidad laboral,  ya siendo madre e intentando actuar con justicia y en consecuencia de una familia feliz (cada uno que ponga sus valores al peso) Fui victima despierta de ella, de esa verdadera realidad que aún habiendo pasado por distintas etapas aún conservaba parte de aquella ignorancia de la que os hablaba, lo que me hizo reaccionar...

Mujeres, de las que también tienen hijos pero que a diferencia, no son capaces de actuar por la causa, poner su granito de arena, aplicarse el cuento y parar esta lacra social, me invitaban a formar parte de la marea del absentismo maternal y familiar .... La verdad es que siento pena, lástima que prefieran conformarse y sacrificar esto que tendrá sus consecuencias imagino, algún día...

Sube el volumen, por favor...


Mi moraleja de esta historia es que aún siendo consciente de las necesidades preferí plantarlas cara, decirlas que no, que aún estando a la altura y conforme, aún necesitando de ello, en mi balanza había valores más importantes, y que no iba a mermar en mi empeño por conseguirlo. 
Ése fue mi logro, no dejarme llevar por la marea, ser consciente y revelarme por la causa pese a las consecuencias. Y si ellas, preferían ser Madres Desaparecidas, perfecto. Yo no. YO NO renunciaría.

Y así en medio de una incertidumbre constante, mi vida continua con la esperanza de que ese día llegará. El día en el que la conciliación sea posible.El día en el que ser autónomo no se convalide con una carga,  o con una falta de compensación, el día en el que tener un trabajo no sea renunciar a una vida con los tuyos. Mientras tanto no estaré desaparecida, al menos para los míos y en consecuencia para una milésima parte de esta sociedad. Que lo disfrutará probable y lamentablemente más tarde de lo que imagino.

Desde aquí quiero dar las gracias a gente como Laura Baena de MALASMADRES por su iniciativa a la que hoy nos unimos, por su movimiento y empeño sobre esto que tanto madres, padres, hij@s y abuelos necesitamos. 

A todas las que lo hacen y siguen haciendo. Felicidades MUJERES. Así entendí esta vez nuestro día. Que no se ofendan los hombres por favor, y que vean esta forma de entender la vida como el remo de un barco en el que vamos todos. Sería de gran ayuda.

Y a los altos cargos de este país, desde mi humilde morada os pido facilidades que haberlas hailas, y que seguro que con mover algunas pocas teclas el beneficio sería mucho mayor, claro que trabajar a largo plazo lo mismo, no es nuestro estilo nacional....